Con la tecnología de Blogger.

Reseña · La magia de ser nosotros



Opinión 

Alerta spoiler: Si no has acabado de leer La magia de ser Sofía no leas esta reseña.

La magia de ser nosotros es la segunda y última parte de la bilogía Sofía de Elísabet Benavent. Con ella nos despedimos una vez más de una historia de la autora, la cual siempre me deja con un buen sabor de boca. Cabe decir que por motivos personales esta lectura se me ha alargado un poco más de lo que es habitual en mí ante un libro de Betacoqueta, pero aun así finalmente he conseguido disfrutarlo como se merece.

El punto fuerte de la autora es como siempre su habilidad para contarnos una historia que podría pasarle al hijo del vecino, y convertirlo en algo de lo que no puedes despegar tus ojos. Su forma de narrar, de llevar al límite a sus personajes y al lector, de hacerte reír en el momento más inesperado, eso es un tesoro que cuesta de encontrar en unos libros. Y sobre todo cuesta de encontrar la naturalidad con la que ella encaja todas las piezas. Es por ello que me encanta enfrentarme a todos los libros que ha publicado, y pienso seguir devorando todo lo que salga de su ordenador y de su mente de “loca del coñer”.

En la primera entrega acabamos con un final que nos dejaba descolocados. Tras una intensa historia de amor a los “Escondidos” de Bisbal y Chenoa, Héctor tomaba la decisión más cobarde posible. Decidió quedarse con lo conocido y no arriesgar ni un ápice, ya lo dice el refrán que más vale malo conocido que bueno por conocer, y a eso se aferró el protagonista masculino de estas novelas. Pero él sabía desde el minuto cero que esta decisión no era la acertada, y que estaba dejando atrás lo más mágico que le había sucedido en la vida, su historia con Sofía. Ahora han pasado siete meses desde que tomara ese camino, y su día a día se le hace cuesta arriba, no consigue levantar cabeza. Finalmente ve la luz y sabe que debe tomar decisiones que afectan seriamente a su vida y coger el toro por los cuernos. Sabe que no será fácil, pero merece la pena intentar recuperar lo que había iniciado con Sofía.


Por su parte Sofía ha seguido con su vida en el Alejandría, y compartiendo momentos con Oliver, Mamen, Abel y su gata Holly. De puertas para fuera ella está fuerte y ha superado lo de Héctor, pero dentro de su corazón sabe que está herida de muerte. No consigue que todo vuelva a ser como antes de que él irrumpiera en su vida, pero se esfuerza día a día en conseguirlo. Cuando lo ve aparecer de nuevo a las puertas de su trabajo, es consciente de toda la rabia que ha guardado dentro, y desde luego no piensa ponerle las cosas fáciles.



- ¿No crees que estás frivolizando?
-¿Yo? ¿Te ofende que exponga las cosas con claridad?
- Estás frivolizando los nuestro. Yo me lo merezco. Lo nuestro no.
- Lo nuestro fue una aventura, Héctor. Asúmelo. Negándolo me estás haciendo más daño. Y ya he perdido la cuenta de las veces que me lo has hecho. Necesito que pares.
-Cuéntamelo.
-¿El qué?- pregunté rabiosa.
- Lo malo. Lo que me he perdido.
- Te has perdido poca cosa.
-Cuéntamelo.
- Te has perdido mierda; la que dejaste.
- ¿Te jodí la vida?
- Me jodiste 6 meses. Me jodiste la autoestima. Me jodiste Madrid. Estabas en todas partes, ¿sabes? Jodiste canciones, lugares, la opinión que tenía de mí misma y del amor, el Alejandría..., me jodiste el Alejandría, Héctor. ¿Sabes lo que significa eso?

En esta novela nos encontramos nuevamente ante un viaje muy íntimo de sus protagonistas. Somos espectadores de primera fila ante los miedos e inseguridades de Héctor y Sofía. La autora nos concede los pensamientos de ambos y conocemos de primera mano lo duro que es establecer los cimientos de una relación que no empezó con buen pie. A veces es más difícil enderezar el árbol que está torcido que plantar uno nuevo.

Como es habitual en Betacoqueta durante el libro alterna la historia principal con una secundaria, en este caso la de Oliver, que sirve para tener descansos dentro de la trama intensa en la que suele introducirte. En sus libros se da mucho peso a los secundarios, haciendo que les acabes cogiendo el mismo cariño que a los personajes principales. Las frases perfectas, y ocultas, en cualquier parte han vuelto a ponerme los ojos de corazón, y el epílogo está simplemente cargado de magia. Cuando lo leáis lo entenderéis. 


La bilogía Sofía es un canto a las segundas oportunidades. Una demostración de que el amor hay que trabajarlo a diario, por más magia que haya en un inicio. Que en una relación no todo está dado, y que además de una recompensa es también un sacrificio. El amor incondicional es dejar de ser tú para ser dos. Buen viaje Sofía y Héctor.



10 comentarios

  1. Hola!! Gracias por tus comentarios, ya tengo en la lista de pendientes esta biología. Soy de las que piensan que las segundas partes no suelen ser buenas, pero todo depende de cómo se den las cosas. No me gusta mucho eso de dejar de ser uno, para ser dos. Mejor ceder un poquito de uno, para compartir con el otro. De esta autora aun no he leído nada, recomiendas otros libros para empezar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!yo te recomiendo empezar por el primer libro de Elisabeth,la saga valeria,y seguir en orden...ya que si no te vas a perder cosas muchas y otras ni las entenderas...en todos sus libros habla de personajes de libros anteriores y hasta ahi puedo leer...jejeje.yo empecé en diciembre con el primero y ya he devorado todos!!!hazme caso empieza por el primero que sacó!!.un saludo!!

      Eliminar
  2. Holaaa!!
    Madreee leyendo tu reseña solo nos has dado aun más ganas de leerlo!!
    Que ganas de conocer el final de la historia!!

    Un cuchu besito!!

    _Cuchus_

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa :)
    Qué ganas de leer este libro, el primero me encantó así que le tengo muchas ganas.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. excelente reseña!... aunque este libro no me ha gustado tanto, pero eso es lo bueno de Elísabet que nunca se sabe! heheh ;)

    ResponderEliminar
  6. Hi!
    No te leo, no te leo pero no te quiero nada jijijiji no tengo mil vidas para leer todo lo que quiero ;(.
    Llegará su momento. El Art es monísimo.
    Muakis.

    ResponderEliminar
  7. Hola Ratonina!! a mi esta historia no ha llegado a enamorarme mucho, aunque siempre es un placer de nuevo a esta autora. Preciosa reseña y el fan muy bonito. ♥
    Besos de tarde de relax

    ResponderEliminar
  8. Me quedará un 20% del libro pero me está costando terminarlo lo que no me costó el primero!! a veces me aburro de tanta introspección y de que no sean capaces de decirse las cosas a la cara y solo lo hacen cuando ya están en las últimas y de malas maneras... aisss!!

    Me quedo por aquí!**

    ResponderEliminar
  9. Yo sigo con dudas, no sé si adentrarme de nuevo en la historia de Sofía y Héctor. Elísabet es una gran autora y sus libros siempre me han gustado, pero estos últimos me agotan y saturan, sin embargo su forma de escribir me encanta y aunque eso suele suplir los tópicos, no creo que supla la monotonía. Sigo pensándomelo, igual uno de estos días estoy mentalizada y los leo.
    Gracias por tu reseña.

    Besos Naca ;)

    ResponderEliminar