Con la tecnología de Blogger.

Nos vemos en septiembre



Como ya sabéis, todos los años por estas fechas cierro el blog un mes para poder descansar en las vacaciones y no tener que estar atenta de las publicaciones, etc. Además agosto es un mes en el que la mayoría de las bloggers también descansa, así que hay mucha menos actividad por la red. Tengo muchas ganas de leer con calma, sin prisas de ningún tipo, y poder aprovechar cada momento del verano. El día a día del año me lleva a una vorágine sin fin de la que necesito desconectar. 

Volveré a principios de septiembre con las pilas cargadas, más reseñas, secciones y demás. Espero que paséis un verano genial y disfrutéis del tiempo libre.

Si queréis saber qué leo en verano, y qué ando haciendo, siempre podéis seguirme en mi cuenta de instagram @duniavt

¡Nos leemos a la vuelta!




To be read in summer


Así como el otro día os daba mis recomendaciones para leer en estos días de verano, yo también tengo mi propia lista de lecturas pendientes, y que de verdad es interminable. Me encantaría poder leer a la velocidad de cortocircuito, pero mucho me temo que acabaré fustrándome, un año más, por no poder leer todo lo que tengo pendiente.

Mi lista inicial es la siguiente:

Bajo el sol de medianoche de Marisa Grey 
La caricia del infierno  de Jennifer L. Armentrout 
El despertar del Fénix de Lena Valenti 
Caotica Jimena de Andrea Longarela (Neïra)
El diablo en invierno de Lisa kleypas
Acero bajo la piel de María José Tirado 
Azul cielo de Mar Carrión 
Meretrice de Lola P. Nieva 
El fuego que nos une de Brittainy C. Cherry

Esta lista es una versión muy resumida de todo lo que me gustaría leer, pero es que tengo que seleccionar muy bien y dejar atrás novelas que no tengo tiempo de leer, por muy mal que me sepa. Al final del verano os cuento que tal se me ha dado la cosa. 

¿Creéis que lo conseguiré? Contadme sobre vuestras listas de verano. 




Reseña · Un último día conmigo




Opinión 

Un último día conmigo es mi primera lectura de una novela de la autora de Pat Casalà, y aunque al principio me costó algo entrar en la historia, luego os explico el por qué, la novela es muy bonita y nos cuenta una historia con mucho mensaje detrás. 

Lúa es una doctora de pura cepa. Su objetivo principal en la vida es convertirse en una médica a la altura de lo que lo fue su padre a lo largo de su carrera. Está casada con Cesc, al cual conoce de casi toda la vida, y al que la une una relación familiar más allá de su propia relación de pareja. Su vida da un vuelco el día en el que es consciente de que Cesc le es infiel con su jefa, y que además es algo que lleva pasando años. Ella misma siente que, aunque eso ha sido la gota que ha colmado el vaso y lo que le ha hecho finalmente reaccionar, su relación estaba tocada desde hacía tiempo. Es por todo esto que toma la firme decisión de irse un tiempo fuera de la mano de Médicos sin fronteras, y poder así alejarse de Cesc y comenzar una nueva vida haciendo lo que más le gusta. Lo que no esperaba es que en el más remoto lugar del mundo, donde cualquier cosa es un lujo, encontraría a alguien que sería capaz de sacarla de su hermetismo y derretir todo su hielo.