Con la tecnología de Blogger.

Reseña · La magia de ser Sofía


Opinión


Una vez más me siento frente al PC con la cabeza hecha una maraña de emociones, intentando ordenarlas para poder escribir una reseña en condiciones. Con Elísabet Benavent siempre me sucede, me cuesta enfocar todo lo que quiero escribir sobre el libro, y es que sus historias remueven siempre la conciencia y necesitas unas horas, o días, para que se asiente todo el poso en suspensión de la solución saturada en la que se ha convertido tu cerebro.

La magia de ser Sofía trata un tema delicado, un tema que nuevamente hará que sus lectoras se separen en un bando u otro. Pero yo, siempre que me enfrento a una novela de Betacoqueta, intento ir con la mente abierta, y teniendo en cuenta que la autora me va a llevar a los entresijos de mi conciencia, a plantearme qué es lo moralmente correcto, o qué es lo que yo haría de estar en la situación de los protagonistas. Pero siempre tengo en cuenta que yo no soy ni Sofía, ni Silvia, ni Valeria. Para mí es un error intentar imprimar con mis pensamientos a un personaje que no soy yo, así que simplemente me dejo llevar de la mano de Elísabet al mundo que ella me quiera enseñar, sé que no será fácil el camino, pero que sin duda siempre merece la pena recorrerlo.

Sofía está a punto de cumplir los 30, y trabaja en una curiosa cafetería llamada Alejandría. En esta cafetería los clientes son más que eso, y cada uno tiene un lugar especial dentro del equipo, haciendo que sean prácticamente amigos. Comparte piso con Julio, y hace años que no busca el amor. Para ella era una pérdida de tiempo que solo le acarreaba infelicidad, y más después de que mal terminara su última relación larga. Su único amor es su gata Holly, la cual vive un extraño romance con el hurón de Julio. Sus mejores amigos son Oliver, Abel, y Mamen, su madrastra. Su vida podría decirse que es rutinaria, pero ella se siente feliz de ese modo, aunque de vez en cuando asomen a su conciencia preguntas como, ¿qué pasará en el futuro? o ¿estaré toda mi vida sirviendo cafés? Pero todo cambia el día en el que cruza la puerta del Alejandría un guapo chico de nombre Héctor y que pondrá todo su mundo patas arriba.

Héctor lleva diez años viviendo en Ginebra con su novia Lucia, la distancia ha hecho mella principalmente en él, y su idea es volver a Madrid y establecerse de nuevo laboralmente en la capital. Para ello pactan que primero se desplace él a casa de su amiga Estela, con el fin de encontrar una estabilidad que permita finalmente que Lucia vuelva a España. Los días comienzan a pasar, y lo que en un principio se le antojó como la solución a todos sus problemas se ha tornado en una sucesión de días en los que la mayor aventura es tomarse un café con leche en el Alejandría, el curioso bar cercano a su provisional domicilio. Allí conoce a sus camareros, entre ellos Sofía, la cual tras un desafortunado cruce de palabras pasará a ser algo más que quien le sirve el café.

Sofía está llena de chispa, tiene claro lo que quiere en la vida, pero al aparecer Héctor hace que se plantee muchas cosas que moralmente creía tener muy claras. El amor no entiende de momentos, ni de oportunidades, simplemente aparece y luchar contra él es prácticamente imposible. Héctor por su parte está hecho un lío, no acaba de encontrar su hueco en la vida, y se ha limitado a dejarse llevar. Su faceta cobarde tira a menudo de él y es por ello que lo he llegado a comprender menos que a Sofía. Aun así, como pareja, son pura chispa, a pesar de todos los factores que a priori tienen en su contra.


—Siento si te ha sido incómodo. Si te he sido incómoda. 

 —Eres horriblemente incómoda —se burló—. Por tu culpa ahora los pantalones me aprietan por todas partes.
Le di un golpe en el pecho y él me atrajo hasta que me rodeó las caderas con sus brazos. 
 —Entiendo tus condiciones y las respetaré, pero entiende tú que… no hay terceras personas que destrocen algo que no tuviera grietas —me dijo. 
 —Quizá deberías estar solo una temporada. 
 —Yo no quiero estar solo, Sofía. Quiero estar contigo. Y darte un beso ahora mismo, aunque no pueda subir a tu casa a darte mil más. 
 —Tú no quieres un beso. 
 —Tienes razón. Quiero hacer el amor, pero me conformaré con pensar en la otra noche mientras vigilo tu ventana

Elísabet vuelve a demostrarme que lo que realmente cuenta en una novela es cómo te la cuentan, más quizá que lo que te cuentan. Su forma de narrar es desgarradora, pura, llena de magia y de frases que quitan el aliento. A su vez es capaz de sacarte una carcajada donde menos te lo esperas con sus originales ocurrencias. Tiene sin duda un sello propio a la hora de plasmar historias en el papel, usando además la primera persona en pasado, y haciendo que todo el libro estés preguntándote qué es lo que ha pasado finalmente en el presente.

La autora da mucha importancia a los secundarios en sus novelas, así que en esta nos vuelve a introducir historias paralelas, las cuales ayudan a desconectar un poco de la trama principal. A mí personalmente eso breaks me encantan.

La magia de ser Sofía, aunque no es mi libro favorito de la autora, vuelve a llegarme al alma. Betacoqueta tiene en su mente las notas adecuadas para tocar mis melodías favoritas. Sus historias podrían ser consideradas comunes si no estuvieran contadas como ella las cuenta, o escritas con la intensidad con las que ella las desarrolla. Una historia que no deja indiferente, pero que demuestra que no se puede juzgar a nadie sin ponerse en sus zapatos, que los toros se ven muy bien desde la barrera, pero que nunca podemos saber a ciencia cierta qué haríamos nosotros en esa misma situación. Crear estas historias tan potentes no es cosa fácil, esa es sin duda la magia de ser Elísabet Benavent.


11 comentarios

  1. Me ha encantado tu reseña. Yo soy muy fan de Betacoqueta, lo he leído todo de ella, lo único que tengo pendiente es Mi isla, que la tengo en el kindle reservada para el verano. He leído la reseña y me he sentido bastante identificada con el personaje, así que creo que esta novela me va a gustar! Muchas gracias por tu recomendación.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola pimpo!

    Elísabet es una crack, es una autora con un estilo propio muy definido y transmite los sentimientos como nadie, me encanta los temas espinosos que toca en cada una de sus historias, me llegan al corazón. Deseando el segundo, donde espero que Héctor se lo tenga que currar mucho. Genial reseña.

    Besos :*

    ResponderEliminar
  3. Todavía no he leído nada de esta autora pero gracias a tu reseña me lo planteo ;)

    ResponderEliminar
  4. Estoy leyendo esta historia y espero avanzar un poco este fin de semana. De momento, y aunque es un poco lento, me está gustando mucho. Esta autora escribe genial.
    Muy buena tu reseña.

    Besos Naca ;)

    ResponderEliminar
  5. Aiinnssss... Me entra el gusano. Me encanta la reseña amiga!!������

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo con tu reseña. Al terminar de leerlo me quedé con dos sensaciones, la primera fue ganas de saber como continúa pero como eso no es posible hasta dentro de poco, espero, la sensación más fuerte fue la de vacío, es de esos libros que sacan tanto de ti, que durante unos días no fuí capaz de empezar ningún otro libro ( y eso que yo soy de las que enlazan uno con otro). Me encanta esta escritora por su frescura, su "chispa",......

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tu reseña. Soy una gran seguidora de Betacoqueta, de hecho me he leído todas sus obras, y estoy encantada de conocer a Sofía y su mundo. Me gusta mucho que sea una bilogía, mucho mejor para no estirar demasiado la historia, como sucedió - a mi parecer - con la trilogia de Mi Elección. Estoy deseando terminarla!

    ResponderEliminar
  8. Hi!
    Genial reseña, si el segundo mantenie el ritmo serán para el verano. Es Colominas tradición leerla en mi descanso estival ^_^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como una tradición… (señor corrector no me líes *.*)

      Eliminar
  9. Me ha encantado tu reseña, a mi también me gustó mucho y coincido con lo que dices de Héctor, yo sin duda me decante por un bando... jajaj
    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. La verdad que tengo ganas de conocer que nos va a deparar el siguiente libro, este inicio no me ha concedido mucho... Pero tengo mucha fe en la autora, así que seguro que me llevará donde yo quiero. Fantástica reseña y el fan muy significativo ❤
    Besos ratonina 😘

    ResponderEliminar